Niñas en el mar

En este caso os dejo un cuadro que terminé en Febrero de dos figuras de niñas en el mar. Además os dejo un breve vídeo con algunas etapas del proceso de creación.

alfonso-romero-ninas-en-el-mar

Niñas en el mar
Óleo sobre lienzo 1020×80 cm

Proceso de creación:

Proceso – Detalles cabeza

alfonso-romero-ninas-en-el-mar_01 alfonso-romero-ninas-en-el-mar_02 alfonso-romero-ninas-en-el-mar_03 alfonso-romero-ninas-en-el-mar_04

Retrato de niño al óleo – Yannis

Estos días he estado trabajando un un retrato que dejé preparado antes de Navidad. Me faltaban algunos materiales y lo pospuse hasta ahora. Aunque todavía no está terminado voy dejando algunas fotos del proceso. Se trataba de conseguir un retrato lo más naturalista posible y al estilo clásico de iluminación. De momento creo que estoy acercándome a la idea que tenía aunque todavía hay algunas partes que voy a suavizar.

yannis_2_05Óleo sobre tabla 30×30 cm (Sin terminar)

A continuación os dejo algunas muestras del proceso:

 

yannis_2_01 yannis_2_02 yannis_2_03 yannis_2_04Espero que os guste. Un saludo.

Paisaje nevado de los Pirineos 5 – 2ª parte

Os muestro algunos pasaos del proceso de creación de este paisaje de relativas grandes dimensiones (120×60). La cantidad de detalles y texturas relentiza mucho el proceso pero poco a poco se van apreciando los avances.

He comenzado la obra situando dos grandes grupos de colores, el azul y el banco. Estos dos colores coinciden a su vez con los planos de contrastes de luz.

A continuación empiezo a pintar detalles de las rocas con negros y marrones. Al principio no me detengo demasiado en las formas de cada mancha. Empiezo además a añadir oscuros en todas las partes del cuadro.

Mediante este proceso hay que intentar que los diferentes planos de las montañas queden más o menos identificados. Es importante que la obra tenga profundidad.

Éste es el último estadio del cuadro donde ya se pueden ver las formas de las montañas y la estructura completamente. A partir de ahora hay que entrar en el trabajo de detalle.

Retrato de niño – Proceso

 

alfonso_romero_yannis_procesoEste fin de semana he estado trabajando con un retrato de Yannis aprovechando que quería probar unos nuevos materiales que he comprado para manchar grandes superficies. Es el PanPastel y es como un pastel suave que se distribuye en forma parecida a las sombras de ojos de los maquillajes de las mujeres.

El retrato a carboncillo sobre papel tintado y con iluminados con lápiz. Finalmente pastel para acentuar los contrastes.

Espero que os guste.

Proceso Pastel – Retrato de Mujer

alfonso_romero_pilar_09

A continuación os expongo cuatro imágenes del proceso de creación de un retrato de medio cuerpo al pastel en un gran formato.

El pastel es una técnica que tiene muchas buenas cualidades pero por otro lado es también bien conocido por su fragilidad. A mí me gusta mucho para los retratos y, aunque reconozco que el pastel no es el procedimiento más popular, se merece una especial atención.

Mi retrato comienza siempre en el rostro. Practicamente siempre comienzo por los ojos y voy saliendo de dentro hacia afuera. Primero empiezo manchando con colores planos y base que más tarde iré matizando. En estas fases siempre utilizo las barras de pastel y los dedos. !Me encanta trabajar con los dedos! Seguramente es una de las cosas por las que más me gusta esta técnica. El contacto físico con la obra es total.

Solamente en los estadios más avanzados de detalle utilizo lápices de pastel que me ayudan a realizar trazos más finos y precisos. Pero la frescura de los colores de barra nunca se consiguen con los lápices. Por eso intento evitarlos cuando es posible. Por ejemplo, el negro marca grandes diferencias entre la barra y el lápiz. La barra es un color más saturado, profundo y vivo. El lápiz tiende más al gris y pierde mucho brillo.

Una vez que tengo controlada la parte de la cara, empiezo a manchar otras partes del retrato para envolverlo con el fondo. Los colores del fondo son muy importantes porque van a condicionar los colores que usemos en el mismo retrato. Por ello, hay que asegurarse de elegir colores adecuados. En los retratos de corte clásico se suelen utilizar grises neutros que giran hacia los frios o cálidos dependiendo de cómo sea el retrato y el efecto que quiera conseguir el pintor.

Más adelante voy manchando todo el vestido con un negro al 70% de forma que tenga margen más tarde para poder ennegrecer más y por supuesto con mucho margen para aclarar. Antes de terminar el vestido me decido por terminar las partes más delicadas como las manos, una de las partes que entrañan más dificultades.

Finalmente, la obra terminada.

Intento evitar utilizar el fijador, pero en este tipo de obras tan grandes al pastel es prácticamente imprescindible para evitar que se desprendan las partículas de pastel, incluso cuando la obra ya está enmarcada.

 

Espoero que os haya parecido interesante.

Podéis ver otros detalles de la obra terminada pinchando aquí.