Pintando el otoño en el Pfinzkanal – Herbststimmung am Pfinzkanal

Los colores del otoño son magníficos para explayarse con las pinturas al pastel. La inmediatez en la ejecución y la versatilidad a la hora de aplicarlos sobre el papel lo convierte en una técnica perfecta para poder hacer trabajos rápidos del natural. Para buscar las escenas voy en bicicleta ya que me puedo introducir en el bosque fácilmente y puedo utilizar además la bicicleta como soporte para las pinturas. Llevo un caballete metálico que, aunque es un poco pesado y aparatoso, me hace un gran papel para sujetar el tablero.

Bosque en el Pfinzkanal (Karlsruhe)
Wald am Pfinzkanal
13×13 cm

Bosque en el Pfinzkanal (Karlsruhe)
Wald am Pfinzkanal
13×13 cm

 

 

Pintando el otoño en Karlsruhe – Herbstimmung in Karlsruhe

Aquí os dejo otra obra realizada en el paseo al lado del Pfinzkanal en Karlsruhe. Hoy hacía un día muy agradable para pintar, tanto por la temperatura como por el ambiente que se respiraba. Mucha gente ha aprovechado para salir a dar un paseo y disfrutar de esta magnífica tarde de otoño. Yo he cogido mis pinturas al pastel y he intentado plasmar el espléndido concierto de colores que había.

Paseo entre los árboles. Pfinzkanal (Karlsruhe)
Spazierweg zwischen den Baümen. Pfinzkanal
23×23 cm

Grötzingen See

Esta bella tarde de domingo he salido con mi mujer al lago de Grötzingen-Weingarten y mientras ella navegaba por el lago con su padel-SUP yo he realizado dos obras con pastel dejándome llevar por la impronta de los colores y la impresión de la luz. El resultado, con un aspecto bastante “impresionista“, me ha agradado bastante teniendo en cuenta que no he utilizado el papel que siempre solía utilizar. En esta caso he utilizado un papel para pastel de tipo lija bastante más caro que los demás y que apenas permite difuminar. He aprovechado esta circunstancia para explotar al máximo los pasteles blandos.

Espero que os guste el resultado final.


Orilla del lago de Grötzingen
Pastel sobre papel 30×22 cm

Árboles en el lago de Grötzingen
Pastel sobre papel 30×22 cm

Dia de pintura al aire libre en Sallenbusch y Weingarten

Aprovechando el buen tiempo que reinaba esta mañana decidí dedicar todo el día a la pintura al aire libre. Me decidí por llevarme los pasteles y algunos papeles de colores pensando en la comodidad de no tener que llevarme agua ni paletas. Al llegar a Sallenbusch, el paisaje me dictaba que me centrara en los árboles que ya empezaban a colorear sus hojas de tonos saturados.

Finalmente, en mi camino de regreso hice una parada en la vía principal de Weingarten para hacer un dibujo del torreón de la iglesia. En este caso, al no encontrar ningún sitio cómodo para poder sentarme, decidí prescindir de los pasteles que solo utilicé para dar algunos tonos de color al fondo. En este caso, más que la impronta de los colores me interesaban los aspectos arquitectónicos.

Figura entre los árboles

En esta ocasión me he centrado en la figura como parte del paisaje interno de árboles que provoca un interesante juego de luces y sombras y tonos de color contrastados muy adecuados para el procedimiento del pastel. He procurado dejar el trazo más suelto y visible y creo que le otorga a la obra final una cierta plasticidad.

Pastel de figura entre los árboles. 28×38 cm

Algunos detalles de la obra:

 

 

Lámpara

Entre el tiempo que pasé en Valencia y en Grecia, realicé muchas obras donde mezclaba el dibujo con la pintura. Uno de aquellos dibujos que sobrevivió al paso del tiempo es esta lámpara realizada con un fondo de acuarela y lápices acuarelables para los detalles.

Espero que os guste!

Terrazas de Valencia

En mi último año de estancia en Valencia, mientras realizaba mis estudios en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos, hice unos cuadros de las terrazas en los edificios donde vivíamos. Eran unas composiciones donde reinaban las líneas rectas y las geometrías. Realmente deseaba convertir la realidad en cuadros abstractos pero conservando la fidelidad a la realidad. Este fue el resultado.

Autorretrato de juventud

Hoy os traigo un autorretrato del natural que me hice en los primeros años estudiando en la Universidad de San Carlos de Valencia. Se trata de un retrato de corte clásico y con un ambiente místico. Es uno de los autorretratos que más me gusta porque resume muchas cosas de aquella época. Me siento bastante identificado.

Desgraciadamente sufrió bastante con el tiempo y sobre todo con una inundación en casa de mi madre donde utilicé el cuadro como barrera para que no entrara el agua. 🙁